ES HORA DE SALDAR LA DEUDA

Los países que menos contribuyen a la crisis climática sufren sus peores consecuencias, que cada vez son más frecuentes y extremas. Las naciones más contaminantes deben compartir esta carga y pagar por las pérdidas y daños de los que son directamente responsables. Saldar esta deuda ayuda a corregir la injusticia que más crece en el mundo.

ES HORA DE SALDAR LA DEUDA

Los países que menos contribuyen a la crisis climática sufren sus peores consecuencias, que cada vez son más frecuentes y extremas. Las naciones más contaminantes deben compartir esta carga y pagar por las pérdidas y daños de los que son directamente responsables. Saldar esta deuda ayuda a corregir la injusticia que más crece en el mundo.

Nuestra Misión

El Foro de Vulnerabilidad Climática y el grupo V20 hacen un llamado por financiación y soluciones internacionales para las pérdidas y los daños con el fin de corregir este error.

La gente de todo el mundo está sintiendo el aumento en temperaturas y los peligros de la crisis climática mundial.

Para las naciones pobres y vulnerables de todo el mundo, la catástrofe climática se está convirtiendo en una realidad permanente. Las comunidades en primera línea experimentan el mismo número creciente de fenómenos meteorológicos extremos sin precedentes que se observan en todo el mundo.

Pero las comunidades más vulnerables del mundo son las que menos medios tienen para hacer frente a las catástrofes climáticas y recuperarse de ellas.

La recuperación está debiendo financiarse casi en su totalidad con los bolsillos de los más afectados y menos responsables de la emergencia climática.

La emergencia climática mundial ha llegado a un punto en el que es necesario poner a disposición fondos específicos en solidaridad con las víctimas menos responsables de los impactos de la emergencia climática y menos equipadas para resistirla.

Los países más ricos y contaminantes del mundo, especialmente los del G20, tienen una deuda que saldar. Son los que más contribuyen a la crisis climática. También son los principales responsables de la lenta y débil respuesta mundial para mantener el caos climático bajo control. Puedes ayudar apoyando la causa, compartiendo experiencias y soluciones sobre las pérdidas y los daños, y pidiendo que se tomen medidas urgentes.

¿Por qué es necesario?

La injusticia que sienten los que están en primera línea se ve agravada por el hecho de que las naciones ricas no pagan por las pérdidas y los daños causados por sus emisiones de carbono. No existe una financiación internacional específica para hacer frente a las pérdidas y los daños infligidos a las comunidades más vulnerables por la crisis climática. Cuando los contaminadores pagan, las comunidades de primera línea tienen la oportunidad de recuperarse y pueden reconstruir sus vidas. Cuando publicas y compartes soluciones en línea, enriqueces la conversación global sobre pérdidas y daños, ayudándonos a construir el caso para la acción.

No podemos dejar que los mayores contaminadores sigan arrastrando los pies. Es hora de saldar la deuda.

Stay updated on the latest news